Nelvauto Center. Coches de ocasión en Murcia con garantía oficial y certificados por Carfax. 650 364 753 // 676 933 468

Nelvauto » Blog Nelvauto Center | Vehículos de ocasión » Cuidados y mantenimiento » 8 puntos a revisar durante el mantenimiento de tu coche

8 puntos a revisar durante el mantenimiento de tu coche

8 puntos a revisar durante el mantenimiento de tu coche

¿Eres de los que lleva el coche al taller por cualquier ruidito?¿Y si te dijéramos que aplicando de forma habitual estos consejos para el mantenimiento de tu coche podrás alargarle la vida unos años más?

Añade a tu lista de favoritos este post porque vamos a enumerar nueve consejos clave para que el mantenimiento de tu coche sea coser y cantar antes de precipitarte y seas sorprendido por una factura de reparación con varios ceros al final.

Si eres de los que revisa continuamente su coche, sabrás muy bien que ignorar cualquier síntoma no es la mejor opción, y que estos ruiditos o mal funcionamiento de alguno de los componentes puede derivar en un problema mayor.

Para evitarlo, deberás siempre tener muy en cuenta cuáles son los puntos más importantes y críticos de tu coche. Los cuales deben encontrarse siempre en estado óptimo para garantizar tu seguridad durante la conducción y claro está, el ahorro en tu bolsillo.  Realizamos una pequeña checklist mas abajo, si después de leerla necesitaras de un chequeo de cualquier de ellos puedes hacerlo en nuestros talleres mecánicos multimarca en Murcia y Alcantarilla.

 

Punto 1: nivel de aceite

En orden de importancia, el control del nivel de aceite es primordial para el mantenimiento del motor.

Gracias al sistema de alarma que enciende un testigo en el panel de instrumentación, nunca te quedarás sin aceite sin saberlo previamente. Al igual que ocurre con el nivel de gasolina, este testigo te avisará cuando el nivel de aceite se encuentre por debajo del mínimo establecido por la marca.

No debes retrasar mucho el momento de carga de aceite, ya que es esencial para que tu motor engrase y funcione de la forma correcta.

Recuerda que llevar el nivel de aceite bajo mínimos o sobrepasado el nivel máximo puede perjudicar el estado de tu motor. Por lo que siempre debes hacer caso a las indicaciones de la marca de tu vehículo.

Son importantes las revisiones de aceite en la época que recomienda cada fabricante para su modelo. Además, si te estas preparando para hacer un viaje de muchos kilómetros es necesaria esta revisión.

 

Punto 2: correa de distribución

A día de hoy, la mayoría de los fabricantes han sustituido la correa de distribución por una cadena cuyo rendimiento es mucho mayor.

Por lo que, si tu vehículo aún monta correa de distribución este punto te interesa.

Este componente es uno de los elementos que más se desgastan durante el uso de nuestro vehículo, siendo su rotura una de las principales causas de las visitas a un taller mecánico.

La correa tiene una vida útil que oscila entre los 70.000km y los 120.000km. Sin embargo, según la marca, modelo o motor los profesionales recomiendan su sustitución pasados un máximo de 90.000km. en motores gasolina.

Por otro lado, en el caso de motores Diesel es posible alargar su vida útil hasta los 180.000km en servicio ininterrumpido.

De esta manera, si tu coche parece soltar más humo de lo normal, si el motor no arranca bien a la primera, o se apaga en plena conducción es probable que esta correa esté desgastada e incluso hasta rota.

Si a tu vehículo le sucede cualquiera de estos problemas, no lo dejes pasar, su rotura además de costosa puede propiciar otros daños en tu motor.

 

Punto 3: catalizador, filtro de partículas y sistema de escape

El tercer punto a revisar durante el mantenimiento de tu coche es prestar mucha atención al sistema de escape, catalizador y filtro de partículas.

Si has notado que el humo que suelta tu vehículo por el tubo de escape es denso y de color muy oscuro es una mala señal.

Esto puede ocurrir por varias razones, que tu motor consuma demasiado combustible, ocasionando el aumento de emisiones de gases contaminantes; en caso de motores diésel, que el filtro de partículas esté obstruido o dañado; o, por el contrario, sea el catalizador de nuestro escape el que presente una avería.

Sea cual sea el origen del problema, te aconsejamos que lleves tu vehículo a tu taller de confianza o más cercano. Detectarán cuál es la avería y pondrán una rápida solución.

 

Punto 4: amortiguadores

El segundo elemento por revisar durante el mantenimiento de tu coche son los amortiguadores.

¿Notas una pequeña vibración del chasis durante la conducción? Si es así, quizás tus amortiguadores no estén en el mejor estado. A continuación, te contamos cómo esto puede afectar a tu vehículo.

Los amortiguadores también son una pieza clave para garantizar la seguridad de tu coche durante la conducción

En determinadas situaciones de riesgo o de exceso de velocidad unos amortiguadores en mal estado pueden ocasionar muchos problemas.

Con el tiempo, los kilómetros acumulados y malas prácticas de conducción, los amortiguadores pierden eficacia y puede que tengas que cambiarlos. De lo contrario, éstos pueden provocar el desgaste de otras piezas como los neumáticos o incluso hasta del propio motor.

El confort de la suspensión sufre cuando los movimientos que realiza nuestro vehículo en superficies irregulares, cambios de dirección, frenada y aceleración se transmiten sin filtración necesaria, ocasionando daños en llantas, frenos y también en los neumáticos.

Por ello, te recomendamos que realices revisiones periódicas cuando alcances aproximadamente los 20.000 km. Mantenerlos en mal estado no sólo te puede traer consigo problemas al conducir, también que tu vehículo no supere la ITV a la primera.

Si piensas que tu coche puede tener alguna problema con ellos, te ofrecemos una revisión gratuita en nuestro taller y posterior cambio de amortiguadores si lo consideras necesario.

 

Punto 5: pastillas y discos de freno

Los frenos no sólo son una de las partes más importantes del vehículo, también el principal elemento que nos otorga seguridad durante la conducción.

Por lo que es vital que se encuentren siempre en buen estado o podríamos tener más de un percance.

Mantenerlos en buen estado también depende del buen estado de los neumáticos, los amortiguadores, las características del terreno y la habilidad para conducir.

Los discos y pastillas se desgastan por el rozamiento. Las pastillas suelen desgastarse antes debido a que están compuestas por un material de fricción más blando que el de los discos.

Los discos también se desgastan por la fricción de las pastillas, aunque tras más kilómetros de rodaje.

Unos frenos de disco desgastados pueden ocasionar el roce de los discos. Un disco rayado o gastado hace que la frenada sea menor y menos controlada.

El componente del líquido de los frenos también necesita continua revisión. Al soportar altas temperaturas puede ocasionar el deterioro de los sistemas de frenado. Se aconseja cambiarlo cada 2 o 3 años y revisarlo anualmente.

 

Punto 6: neumáticos

Otro punto fundamental para el correcto mantenimiento de tu coche son los neumáticos.

Todas las ruedas tienen una vida útil diferente. Esto depende de muchas características: la forma de conducir, los lugares por los que conduzcas, factores climatológicos, etc.

Por ello, hay que revisarlos con frecuencia, para asegurar su calidad y garantizar tu seguridad y la de tu familia.

Lo primero de todo, será revisar la presión de tus neumáticos. Esto ayudará a prevenir un desgaste prematuro en los mismos. Una incorrecta presión en las ruedas puede ocasionar el desgaste de los amortiguadores, daños en los frenos y además de una disminución del agarre a la carretera.

La profundidad del dibujo es también muy importante, especialmente si realizas muchos desplazamientos por carretera.

En épocas como invierno donde se dan con frecuencia los días de lluvia y nieve es imprescindible que los neumáticos se encuentren en estado óptimo. Ya que los tacos del dibujo ayudarán en el agarre de tu coche a la calzada. De igual forma ocurre en verano en zonas donde las temperaturas sobrepasan los 25º.

El firme de la carretera se calienta con los rayos del sol y hace que las ruedas de nuestro vehículo se peguen al asfalto.

Cómo mantenerlos siempre perfectos es muy sencillo, con apenas unos simples pasos podrás alargar su vida útil durante más tiempo.

 

Punto 7: escobillas limpiaparabrisas

Con cada cambio de estación es importante no saltarse este punto en el mantenimiento de tu coche.

Las escobillas limpiaparabrisas son uno de los elementos exteriores que más sufren por las inclemencias del tiempo. Con el uso, las altas temperaturas o incluso con el polvo, la goma que recubre las escobillas se desgasta de forma rápida.

En días de mucha lluvia, granizo o nieve, unos limpiaparabrisas desgastados no barren bien y puede dificultar la visión en la carretera. Por ello, en el momento en el que escuches ruidos, o el cristal no se limpie correctamente cuando accionas el limpiaparabrisas es el momento idóneo para cambiarlas.

Si tus escobillas se encuentran cerca del desgaste, te aconsejamos cambiarlas después de verano. La acción de la arena de la playa, la sal y las altas temperaturas, conseguirán que tus escobillas se agrieten sin importar si son nuevas o no.

De esta forma te recomendamos que las cambies al inicio del otoño o durante los meses de octubre o noviembre, cuando las temperaturas caen y comienzan las lluvias.

 

Punto 8: iluminación

El último punto en el mantenimiento de coche no puede ser otro que la iluminación. Comprobar que los faros traseros y delanteros se encuentran en buen estado es tan sencillo como comprobarlos de forma visual.

El correcto mantenimiento de las luces del vehículo es importante, ya que sirven para darte mayor visibilidad en la carretera a la hora de conducir y además para que los demás conductores te vean.

Asegúrate de comprobar las luces mensualmente. Las luces que deberás revisar son: los faros antiniebla, las de freno, las de marcha atrás y los intermitentes, las luces de posición (traseras), la corta (cruce) y la larga (de carretera)

Si alguna de ellas se encuentra fundida deberás cambiarla cuanto antes, ya que circular con ellas en este estado es motivo de sanción. Ante cualquier incidencia podemos ayudarte a elegir las luces correctas en nuestro servicio de recambios originales VW, Audi, Seat en Murcia y Alcantarilla.

 

¿Te han resultado útiles estos consejos? Si llevas estos trucos a la práctica podrás tener tu coche en perfectas condiciones.

Evita los acelerones con el motor en frío y dale “vidilla” a tu coche, esto puede ocasionar el desgaste de las piezas al no llegar a calentarse el aceite.

Toma medidas y se cauto para no causar daños en el automóvil. Aparca con cuidado, sin dar golpes a los neumáticos contra los bordillos, trata con cuidado la caja de cambios siempre pisando afondo el embrague e intenta conducir con el motor caliente para evitar el desgaste.

Comentarios de Facebook

Quiero que me llamen gratis