Nelvauto Center. Coches de ocasión en Murcia con garantía oficial y certificados por Carfax. 650 364 753 // 676 933 468

Nelvauto » Blog Nelvauto Center | Vehículos de ocasión » Cuidados y mantenimiento » 5 Consejos para cuidar tus neumáticos en verano

5 Consejos para cuidar tus neumáticos en verano

5 Consejos para cuidar tus neumáticos en verano

Las vacaciones ya han empezado y los trayectos en coche aumentan, por lo que cuidar tus neumáticos en verano se convierte en una tarea esencial si queremos llegar a nuestro destino sin averías.

¿Por qué cuidar tus neumáticos en verano?

Las altas temperaturas que hacen que el asfalto llegue a alcanzar los 70º centígrados, unidas a al aumento de los trayectos por carretera y con ellos, en la mayoría de casos, el aumento de la carga de nuestros maleteros, hacen que los neumáticos de nuestro vehículo se enfrenten a condiciones extremas.

Condiciones, que acortan la vida de nuestros neumáticos y hacen que aumenten los riesgos al circular con ellos en mal estado.

Ven a Nelvauto, somos centro especializado multimarca, y pide tu cita en nuestros talleres, nuestros profesionales revisarán el estado de tus neumáticos y los pondrán a punto para que no tengas que preocuparte por nada.

 

Y es que, según la DGT, el 40% de los conductores no saben cuándo debe cambiar sus neumáticos.

Un reventón o incluso perder una rueda mientras se circula, es según la Comisión de Fabricantes de Neumáticos, el 23% de las causas de accidentes en carretera.

Por todos estos motivos, es muy importante que sigas estos 5 consejos que te damos para cuidar tus neumáticos en verano y evitar visitas innecesarias al taller mecánico durante estas vacaciones.

 

1# Mide la presión de tus neumáticos una vez al mes

En verano los neumáticos se calientan mucho más que durante el resto de estaciones del año. Por lo que es importante revisar su presión una vez al mes y antes de realizar un viaje largo.

Las altas temperaturas de la carretera y un aumento del uso del vehículo, provocan que el aire que circula por dentro del neumático se caliente y aumente su presión.

Es importante que las mediciones las hagas con el neumático en frío, ya que si la haces con él caliente, la presión será errónea.

Hacer este simple gesto, te ayudará a prolongar la vida de tus neumáticos y reducir el riesgo de pinchazo o reventón.

Para más seguridad, recuerda hacerlo en un centro especializado, porque sus manómetros están mejor cuidados que aquellos que pasan jornadas enteras al sol y las sufren inclemencias del tiempo.

 

2# Revisa el dibujo de tus neumáticos

El dibujo que llevan los neumáticos, además de ser un elemento estético y para mejorar el agarre, nos indica la vida útil que éstos tienen.

Para evitar derrapes y la distancia en las frenadas debes, al menos una vez durante el verano, medir la profundidad del dibujo de tus neumáticos.

Una medida muy sencilla es introducir una moneda de 1€ en el surco de tus neumáticos.

Si el dibujo es superior al aro exterior de la moneda quiere decir que tu neumático aún tiene vida útil.

Por el contrario, si es inferior, debes acudir a tu taller de confianza y cambiar tus neumáticos por unos nuevos, si quieres evitar accidentes derivados de un mal agarre.

También debes revisar si el desgaste es uniforme o presenta más desgaste en un lateral del neumático que en otro, ya que puede ser causado por un mal alineado de la dirección.

3# No sobrecargues de peso tu vehículo

Durante las vacaciones, los desplazamientos por carretera con toda la familia aumentan. Maletas, bolsas, y todo tipo de accesorios se convierten en imprescindibles en estos casos. Aprender a sacarle partido a nuestro maletero es algo imprescindible en esta época.

Por lo que debes tener en cuenta siempre cuál es el límite de carga máxima que puede soportar tu vehículo. Normalmente viene especificado por el fabricante bien en la parte trasera o en el libro del vehículo.

Al igual que la carrocería y el chasis, los neumáticos están diseñados para soportar una carga determinada en base a unas condiciones de temperatura normales.

En verano estas capacidades se ven mermadas por el calor y aumentar la carga del vehículo acorta la vida de tus neumáticos.

No solo los neumáticos se ven afectados por el sobrepeso, la suspensión, dirección o frenos ven aumentado el estrés al que son sometidos con una carga excesiva.

Otro punto importante que debes tener en cuenta, para cuidar tus neumáticos en verano, es el aumento del riesgo de reventón que el sobrepeso puede causar durante el viaje.

Un bache en la carretera o un pequeño desnivel, puede hacer grandes estragos en tu vehículo si circulas a gran velocidad y con exceso de carga.

 

4# Equilibrado

El equilibrado de los neumáticos asegura que estos siempre están en contacto con el firme y se evita el desgaste prematuro.

Para comprobar el equilibrado de tus neumáticos, solo debes fijarte en el comportamiento de tu vehículo cuando sobrepasas los 100km/h. Si tu volante vibra, tus neumáticos no están correctamente equilibrados.

Con un mal equilibrado se corre el riesgo de un desgaste irregular y prematuro de algunas partes del neumático, con el consiguiente aumento de reventón o pinchazo.

Además, elementos como la suspensión y la dirección pueden tener también averías.

En verano debes equilibrar tus neumáticos al menos una vez antes del inicio de tus vacaciones, para comprobar su buen estado y evitar averías en elementos vitales como la suspensión, frenos o dirección del vehículo.

El equilibrado de tus neumáticos es uno de los servicios que Nelvauto ofrece a sus clientes.

Es un procedimiento rápido y económico que evita muchos de los problemas y averías tanto en verano como en cualquier época del año.

5# Alineado de dirección

El alineado de la dirección de tu vehículo es esencial para cuidar tus neumáticos y mantener tu vehículo en buen estado. Una correcta convergencia en tu dirección te ahorrará muchas averías futuras.

Un alineado erróneo puede causar un desgaste irregular en tus neumáticos, averías en los sistemas de suspensión y dirección y poner en juego tu seguridad y la de los tuyos.

Saber si la dirección de tu vehículo es tan sencillo como soltar el volante al circular en línea recta, y comprobar si el coche gira hacia uno de los lados. Si vas vas a probar, hazlo siempre en carreteras sin tráfico y a muy poca velocidad.

Cuando los neumáticos presentan mayor desgaste en la parte exterior o interior de la banda de rodadura, es señal de que tu suspensión no está alineada.

Si tu coche presenta alguno de estos síntomas es señal de que tu dirección presenta algún problema de alineado, por lo que nuestro consejo es que acudas a un centro especializado donde te puedan alinear la dirección y comprobar el estado de tu suspensión.

Siguiendo estos consejos tendrás tus neumáticos listos para la temporada estival y evitarás cualquier problema o avería que pueda arruinar tus vacaciones.

Comentarios de Facebook

Quiero que me llamen gratis