Nelvauto Center. Coches de ocasión en Murcia con garantía oficial y certificados por Carfax. 650 364 753 // 676 933 468

Nelvauto » Blog Nelvauto Center | Vehículos de ocasión » Seguridad » 6 Efectos de conducir con altas temperaturas

6 Efectos de conducir con altas temperaturas

6 Efectos de conducir con altas temperaturas

Conducir con altas temperaturas sin aire acondicionado, sobre todo en el verano, no sólo afecta a nuestro vehículo, también a nuestra salud. Pues, varios de los síntomas más comunes de conducir con calor son la fatiga y la somnolencia que, sin duda, no son buenas compañeras de viaje.

Por eso, en esta temporada de calor es prudente que conozcas cuáles son los efectos más comunes que produce el conducir expuesto a altas temperaturas.

¿Cómo afecta a las personas conducir con altas temperaturas sin aire acondicionado?

conducir con altas temperaturas sin aire acondicionado

Si bien hay épocas donde el aire acondicionado no es tan necesario al conducir, en la temporada de verano se vuelve casi imprescindible para una buena conducción. ¿Por qué? Por todos estos efectos negativos que provoca el calor en los conductores:

1# Altera la capacidad de reacción

Primeramente, conducir sin aire acondicionado y expuesto a elevadas temperaturas ralentiza los reflejos del conductor. Por ello, es más probable que pases por desapercibido una de cada cinco señales de tráfico. Además, de ignorar también, los cambios que otros conductores están haciendo, ya que la fatiga y el estrés pueden llegar a desconcentrarse hasta el punto de hacerte perder la noción del tiempo. De hecho, podrías llegar a detenerte en repetidas ocasiones y a conducir lentamente sin apenas darte cuenta.

En definitiva, retrasa tu capacidad de reacción para mantenerte estable durante tu conducción por carretera.

2# Aumenta la agresividad

Si bien es cierto que de por sí, hay personas que tienen poca paciencia, más si se produce algún tipo de retención. Al conducir con altas temperaturas sin aire acondicionado, se vuelven mucho más sensibles de lo que ya son. Así que si eres de ese grupo de conductores, lo más probable es que tus niveles de agresividad aumenten considerablemente.

Por lo que podrías reaccionar drásticamente al más mínimo estímulo de otro conductor. Y no tanto por la ‘falta’ que este pudiera cometer, sino porque los niveles de calor te llevan a un punto de estrés y agotamiento. Y a causa de ello, no controlas del todo tus movimientos y actitudes tras un volante.

3# Reduce la precisión de conducción

Como buen conductor, sabes perfectamente qué puedes y qué no puedes hacer mientras estás conduciendo tu coche. Por ejemplo, sabes cuáles son los carriles que debes seguir y cuáles no están permitidos al ir en una determinada dirección. Además, conoces muy bien el funcionamiento de tu coche. Al punto de saber cuáles son los cambios que te pide durante la conducción.

Sin embargo, al conducir con altas temperaturas se pierde gran porcentaje de la precisión de conducción. De manera que los conductores que padecen este efecto, sólo son capaces de enfocar su atención en llegar lo más rápido posible a destino sin mantener la concentración en los sonidos de tu coche. Y, por supuesto, mucho menos en las normas de seguridad vial.

De hecho, incluso puedes, si te sucede esto, perder la capacidad de un buen aparcamiento cuando llegas a tu destino.

4# Se amplía el tiempo de traslado

Conducir bajo una temperatura estable o por lo menos contar con aire acondicionado en tu coche, mantiene un mismo ritmo al trasladarte. Sin embargo, cuando factores externos como el calor afectan tu capacidad de conducción, puede que la ruta que diariamente sigues hasta casa la veas mucho más demorada. Y esto es producto del agotamiento, que disminuye tu rendimiento al conducir. Por lo que tardarás más que otros días en llegar a tu destino habitual.

5# Pérdida del confort

Y por supuesto, ¿quién puede conducir cómodamente expuesto a altas temperaturas y sin aire acondicionado? ¡Nadie! El confort es una de las cosas que se ve afectada cuando estás conduciendo bajo los rayos inclementes del sol. Y sin siquiera poder encender tu aire acondicionado.

Por ello, lo más probable es que caigas en repetidos movimientos físicos en busca de un grado mínimo de comodidad. Lo que puede afectar tu concentración al conducir (o lo poco que te queda).

6# Aparición de problemas de salud

El constante agotamiento en esta temporada de verano puede generar diferentes problemas de salud en el conductor. Por ejemplo, mareos, náuseas, dolores de cabeza, dolores musculares, afecciones cardíacas e incluso, pérdida del conocimiento.

Por eso, expertos afirman que los efectos de conducir a altas temperaturas sin aire acondicionado es igual de peligroso que hacerlo ebrio. Pues el cuerpo humano baja su rendimiento, concentración y capacidad de reacción ante un problema o incidente.

El calor representa uno de los principales enemigos del conductor, pues disminuye su capacidad física y su comportamiento. Así que para que esto no te pase, sigue estos consejos para la conducción segura en días de calor.

Comentarios de Facebook

Quiero que me llamen gratis